jueves, 24 de octubre de 2013

Templo Jing'An


       En Asia existen infinidad de templos, budistas, taoistas, confucionistas...Dependiendo de la ciudad hay más de un tipo u otro.Hoy quiero hablaros sobre uno de los templos budistas más visitados y conocidos de Shanghai: el Templo de Jing'An.


   Templo de Jing'An

   El Templo de Jing'An se encuentra en pleno corazón de la ciudad de Shanghai y es de fácil acceso, puesto que tiene su propia estación de metro y además está a pocas paradas de People's Square con la línea 2. Fue construido en la época de Los Tres Reinos, allá por el 247, entonces conocido como Templo Chongyuan. El templo fue desplazado a su ubicación actual en 1216, en la Dinastía Song y desde entonces ha sufrido diversas remodelaciones.


Templo Jing'An


  Una cosa que me resultó curiosa fue que la gente lanzaba monedas al interior de este mamotreto, para tener suerte. Cuanto más alto estaba el agujero por donde se colaba tu moneda, más suerte tenías. Increíble las ganas que le ponían a colarlo por el agujero de arriba. Está considerado uno de los más importantes dentro del Budismo Han y abrió sus puertas al público en 1983. El Templo se cerró en 1998, hasta el 2008 cuando acabaron las remodelaciones que dieron lugar al templo actual.


 
                             Chica rezando                                       Planchas de mármol con dragones


   La atracción principal de dicho templo se encuentra al final de estas escaleras, en el patio central: un Buda de plata de 8,8 metros completamente impresionante. Junto a este Buda se encuentra la llamada Campana Hongwu de la época de la Dinastía Ming. También en el mismo patio central se encuentran dos estatuas: a la derecha la Diosa Budista de la Compasión (Guanyin Bodhisattva) y a la izquierda Sakyamuni, el primer Buda del Budismo y que podéis ver bajo estas líneas.





      Es curioso ver como comparten el mismo lugar los rascacielos y centros comerciales modernos con un templo tradicional, que alberga en su interior una extensa colección de caligrafía, pinturas y esculturas de varias dinastías a lo largo de la historia de este país tan enorme que es China. A veces llegas a desesperar tratando de sacar una buena instantánea, porque siempre hay algún edificio ultramoderno que arruinará la foto, pero puedes tomártelo bien y sacar partido del gran contraste que supone este hecho.

Un templo en una jungla de rascacielos





                                     
   Cabe resaltar que el templo sigue teniendo sus oficios religiosos y es por ello que el horario de visita acaba a las 17h, cuando empiezan los ritos sagrados. También habría que destacar que el templo sirve también como vivienda a los monjes, a la vez que cuidan el templo. En resumidas cuentas, es una visita más que recomendable si estás en Shanghai, y por unos 30 RMB (unos 3€ y medio), no está nada mal disfrutar de algo tradicional, en contraste con esta gran y moderna urbe que es Shanghai.
 



El templo desde los pasillos de los monjes
   Me despido ya hasta el próximo post. Si queréis ver mas fotos echadle un ojo a mi Flickr, creo que os gustará. Además os dejo el enlace de la página oficial del Templo para el que le quiera echar un vistazo. Está en chino pero desde Chrome se traduce: http://www.shjas.org.

   Saludos y nos leemos por aquí. 

2 comentarios:

  1. Mola que entre tanto caos de acero y cristal de las grandes ciudades como esta, se puedan encontrar espacios públicos y construcciones tradicionales que puedan hacerte recordar lo que fue en el pasado y en los que aun se mantenga esa tan necesaria escala humana que a veces perdemos con la arquitectura de las nuevas urbes...definitivamente, una isla en un mar de acero.

    Felicidades primo por este post, gracias por acercarnos un pellizco de esa cultura!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí por comentar y me alegro que te haya gustado. Es de esos post que hago pensando en mi padre, David, Juanma o en tí,los arquitectos de la familia jajaja.

      Un abrazo grande primache!

      Eliminar

Follow by Email